#11. – B.II.1. Relation of Philosophy to Scientific Culture as Such / B. II. 1. Relación de la filosofía con las ciencias en general

NOTA: Entre corchetes […] texto que sólo aparece en versión castellana.

1. Relation of Philosophy to Scientific Culture as Such  / 1. Relación de la filosofía con las ciencias en general

§  91a  . We begin, then, with scientific culture as such; more precisely with the empirical sciences, which are based on observation, experiment, and reasoning. We must look at them, of course, bearing in mind that this sort of thing has also been called philosophizing. What they have in common with philosophy, after all, is thinking. They belong within the framework of experience, but they are also characterized by thinking, since they strive to discover the universal in experience. Scientific culture, then, shares its formal aspect with philosophy. Religion, on the other hand, shares with philosophy its other aspect, the substantial, which is to say God, the Spirit, the Absolute. To know the essence of this world, of truth, of the absolute Idea, is common ground for both philosophy and religion.√

 §  91b   Por consiguiente, en primer lugar está la ciencia en general. Inmediatamente están las ciencias que se basan en la observación, en la experiencia y en el razonamiento; y, sin duda, debemos considerar éstas en atención a que ellas también han sido llamadas filosofizantes. Tienen de común con la filosofía principalmente el lado del pensar. Su elemento es la experiencia, pero ellas son también conceptuales en tanto que procuran buscar lo universal en ella. Por tanto, es lo formal lo que la ciencia tiene en común con la filosofía. La religión, por el contrario, tiene en común con la filosofía otro aspecto, el sustancial, es decir, Dios, el espíritu, lo absoluto; el conocimiento de la esencia del mundo, de la verdad, de idea absoluta, es su terreno común.√

§  92a  . With regard to the matter proper to scientific culture, on the one hand principles have been established as to what is to be done; this involves practical requirements (Gebote, Pflichten). On the other hand we recognize laws, forces, natural classes,’ causes. Matter, then, corresponds to what in the external world are forces and causes and to what in the spiritual world of morality is the substantial, the motivating, the enduring. A content such as this demands, as does philosophy, thinking; and whatever has been thought from this point of view has been called philosophy. /√

§  92b  Por lo que concierne a la materia que pertenece a la ciencia han sido establecidos por una parte los principios con respecto al obrar, a los preceptos, a los deberes; por otra parte, se han reconocido las leyes, fuerzas, géneros de la naturaleza, las causas de las cosas. Por consiguiente, la materia es lo que en la Naturaleza externa son las fuerzas, las causas, y del mismo modo que existe en el mundo moral, ético, espiritual, lo sustancial, lo que se mueve, lo que permanece. Este contenido tiene de común con la filosofía el pensar; y todo lo que ha sido pensado a este respecto se ha llamado también filosofía.√

§  93a  . Thus, in the history of philosophy what we first meet are the seven wise men of Greece. They, too, are called philosophers, principally because they enunciated a number of moral sayings and principles concerning general moral obligations and essential relationships. Then, in more recent times we see that man began to turn his gaze to things of nature. That was the case particularly in the period subsequent to that of scholastic philosophy. A priori reasoning about the things of nature based on religion or metaphysics was given up, and nature itself was investigated; it was observed, and an attempt was made to know its laws and forces. By the same token research was instituted into moral relationships, civil law, etc. – and this was also called philosophy. It was customary, for example, to speak of Newtonian philosophy, even though it concerned itself principally only with things of nature. In general, then, the form which characterizes philosophy is one according to which, from experience regarding nature, the state, justice, religion, etc., general principles are derived and are enunciated as formal, quite universal principles. √

§  93b Así, por de pronto, nos encontramos en la historia de la filosofía con los siete sabios de Grecia; también ellos fueron llamados filósofos, principalmente porque han formulado algunas sentencias y principios morales sobre las obligaciones morales y las relaciones esenciales. Además, en la época moderna vemos que el hombre ha empezado por arrojar una mirada sobre las cosas naturales. Esto ha ocurrido especialmente después de la caída de la filosofía escolástica. Se ha renunciado al razonar apriorista de la metafísica o de la religión para las cosas naturales y se ha ido a la Naturaleza misma, se ha observado y se ha intentado conocer sus leyes y fuerzas; y después se ha acercado del mismo modo a las relaciones morales, al derecho civil, etc.; y también a esto se le ha llamado filosofía. Se habla, por ejemplo, de la filosofía de Newton, aunque se ha ocupado preferentemente de las cosas naturales. Por lo tanto, en general es ésta la forma que han recibido los principios universales de la experiencia sobre la Naturaleza, el Estado, el derecho, la religión, etc., y han sido expresados como principios formales enteramente universales.√

§  94a  . Philosophy, it is said, investigates universal causes, the ultimate grounds of things. Thus, wherever in the sciences universal causes, essential grounds, and principles are enunciated, the sciences have this universality in common with philosophy, and, to be more precise, such principles and grounds are derived from experience and from reflection on it (innere Empfindung). No matter how foreign to the principle of philosophy this last may seem to be, it is nevertheless true with regard to any philosophy that I have received it through my senses and through reflection on what they present to me (meine innere Empfindung) – i.e., through experience – and that on the basis of this experience alone I consider it true. This form of knowing, of taking into oneself, has appeared not only in opposition to religion but also in a negative relation to other philosophies; and this, too, was called philosophy, because it was opposed to whatever is merely positive. Newtonian philosophy comprises only what we now call philosophy of nature – a science based on experience and perception, containing knowledge of laws, forces, and universal properties of nature. √

§  94b   La filosofía, se dice, considera las causas universales, los últimos fundamentos de las cosas. Por tanto, por todas partes donde son formulados en las ciencias causas universales, principios esenciales y axiomas, precisamente ellas tienen esto en común con la filosofía: que son universales y más directamente que los mismos principios fundamentales se han sacado de la experiencia y de la sensibilidad interior. Por más que esto último parezca oponerse al principio de la filosofía, sin embargo, está contenido en toda filosofía que yo lo he recibido a través de mis sentidos, a través de mi sensibilidad interna, es decir, a través de la experiencia, y que solamente por eso es válido para mí como verdadero. Esta forma del saber, del asumir, no solamente ha actuado en contradicción con la religión, sino también en relación negativa con las demás filosofías; y también fue llamada filosofía porque se había opuesto a todo lo positivo. La filosofía de Newton está formada sólo por lo que nosotros llamamos ahora ciencia natural, ciencia que se apoya en la experiencia, en la percepción, y contiene conocimientos de leyes, fuerzas y propiedades universales de la Naturaleza. √

§  95a  . It was a great period in history which saw the emergence of this principle of experience, when man began to see for himself, to feel, to taste, to look on nature as worthwhile, to rely significantly on the testimony of his senses, to hold for true only what was known through the senses. This conviction of the immediate certitude afforded by the senses was the foundation for this so-called philosophy; it was from this testimony of the senses, after all, that the sciences of nature took their impetus. This reliance on the senses was opposed to previous ways of looking at nature; formerly the point of departure had been metaphysical principles. Because men now based their procedures on sensible representations they came into conflict with religion and the state. /√

§  95b   Ha sido una gran época cuando surgió este principio de la experiencia, cuando el hombre empezó a ver, a sentir, a gustar, a estimar la Naturaleza, a considerar el testimonio de los sentidos como algo importante y seguro, a tener por verdadero solamente lo conocido a través de los sentidos. Esta certeza segura e inmediata de los sentidos fue el fundamento de esta llamada filosofía; precisamente de este testimonio de los sentidos han surgido las ciencias naturales. Y este testimonio de los sentidos se ha enfrentado al modo precedente de considerar la Naturaleza; anteriormente se partía de axiomas metafísicos. Al partir ahora de la representación sensible, se entró en conflicto con la religión y con el Estado.√

§  96a  . It was, however, not merely the testimony of the senses which they had set up against a metaphysics of the understanding; still another testimony was highly regarded – namely, that the true could count as true only to the extent that it was to be found in both the heart and the understanding of man. Through this kind of understanding, this thinking and feeling for himself, there resulted an even greater opposition to what was merely positive in religion and contemporary government. /√

§  96b   Pero no es solamente el testimonio de los sentidos lo que se ha opuesto a la metafísica del entendimiento, sino que aun otro testimonio ha sido altamente considerado, es decir, que lo verdadero puede valer solamente en tanto que se encuentra en el ánimo, en el entendimiento del hombre; y a través de este entendimiento, de este pensar propio y de este sentir propio, se ha entrado aún más en contradicción con lo positivo de la religión y con la constitución civil de la época.√

§  97a  . Man learned now to do his own observing and thinking, to form his own representations, opposing them to the fixed truths and dogmas of the Church and to then – accepted civil law – or at least he sought new principles to support the old civil law, in order to justify it in the light of these principles. In the precise context in which religion is positive had been found the validation of those principles according to which subjects owed obedience to the authority of the princes; it was the divine authority which gave validity to these principles, because rulers were appointed by God. /√

§  97b   Ahora, el hombre aprendió también a observar, a pensar y a forjar representaciones contra las verdades establecidas, contra los dogmas de la Iglesia, y, del mismo modo contra el derecho estatal existente; o por lo menos ha buscado nuevos principios para rectificar según estos principios el viejo derecho estatal. Precisamente a este respecto, según el cual la religión es positiva, valen los axiomas de la desobediencia de los súbditos contra la autoridad de los príncipes; ellos poseen el poder por la autoridad divina, porque la autoridad tenía que ser puesta por Dios.√

§  98a  . The basis for this was found in the Jewish laws according to which kings were the anointed of the Lord. (The Mosaic laws had a special validity even with regard to marriage.) Against this whole positive position, against whatever had been imposed by authority, man’s own proper understanding and free thinking rebelled. Among those who thought this way can be counted Hugo Grotius who formulated a law of nations based on what was accepted as law by all peoples, i.e., the consensus gentium. /√

§  98b   El punto de partida para ello fueron las leyes judías, según las cuales los reyes son los ungidos del Señor (las leyes mosaicas estaban en vigor también especialmente en el matrimonio). Contra todo este positivismo legal, contra todo lo que había sido impuesto por la autoridad, se ha rebelado la inteligencia, el propio pensar libre. Aquí se encuentra también Hugo Grocio, el cual ha formulado el derecho internacional que vale en todos los pueblos como derecho por el consensus gentium.√

§  99a  . According to this law the purpose of the state was posited as something proper to the state itself, as something immanent in man, rather than based on a divine command. /√

§  99b  Además, el fin del Estado es puesto más bien en el fin propio del Estado, en lo inmanente al hombre, que en un mandamiento divino.√

§ 100a  . What was accepted as law was derived from what is the ground for man’s being recognized as man, whereas previously everything had been regulated by authoritarian legislation (nach dem Positiven). Positing in this way a ground other than that of authority was called philosophizing, and for this reason philosophy was also called world-wisdom. Because this kind of philosophizing had as its object external nature and the rights of human nature, and because a content such as this owed its origin to the activity of man’s mundane understanding and reason, it was correct to call this world-wisdom. /√

§ 100b   Aquello que es considerado como derecho, es deducido de lo que puede ser fundamento para la aprobación de los hombres; por el contrario, antes se había regido todo por lo positivo. A esta sumisión a un fundamento diferente que el de autoridad se le ha llamado racionalizante y por eso es considerada la filosofía como sabiduría del mundo. En tanto que este racionalizar el mundo, que tiene por contenido la naturaleza externa y el derecho de la naturaleza humana y otros contenidos semejantes han sido producidos por la actividad del entendimiento humano universal, por la razón universal, así se tiene derecho a hablar de esta sabiduría del mundo.

§ 101a  . There is no question that philosophy does not limit itself to internal objects; it extends its interest to everything in the surrounding world and, thus, is occupied with mundane, finite things. On the other hand, however, it does not confine itself to the mundane; it has the same goal as religion; and the mundane which it has as its object is nonetheless a determinateness of the divine Idea. In recent times Schlegel has warmed over again the term world-wisdom as a name for philosophy. He intended it, however, ironically; what he meant was that philosophy must give way, when there is question of higher things – for example, of religion. In this he has had a number of followers.

§ 101b   Verdad es que la filosofía no sólo se limita a un objeto interior, sino que se extiende también a todo el mundo externo, se ocupa también con las cosas terrestres, finitas. Pero, por otra parte, no se limita a lo mundano; la filosofía tiene el mismo objetivo que la religión, y lo mundano que tiene por objeto permanece como determinación en la idea divina. En la época moderna, Schlegel ha evocado de nuevo el nombre de sabiduría del mundo para la filosofía, pero sólo como un sobrenombre; él quería decir, además, que la filosofía debía ser suprimida cuando se trata de cosas más elevadas, por ejemplo, de la religión; y ha tenido después muchos partidarios.

§ 102a  . In England under the heading of philosophy is understood natural science. Thus it happens that a journal (like Hermbstadts Journal), for example, which talks about agriculture (manure), economics, industry, chemistry, etc., and tells about discoveries in these areas, is called a philosophical review. By the same token optical instruments, barometers, thermometers, etc., are called philosophical instruments. /√

§ 102b   En Inglaterra se entiende por filosofía la ciencia natural. Este es, por ejemplo, el caso de una revista que escribe sobre agricultura (abonos), economía, tecnología, química, etc. (como el Hermbstädts Journal), y que da a conocer descubrimientos sobre esas cuestiones, les llama descubrimientos filosóficos y que los instrumentos ópticos, barómetros, termómetros, etc., son llamados instrumentos filosóficos.

§ 103a  . Even theories, especially those concerned with morality, which are derived more from the feelings of the human heart and from experience than from the concept or from determinations of what is right, in England belong to philosophy. The Scottish moral philosophers in particular should be mentioned in this connection; they reason in a Ciceronian manner, taking as their starting point drives, inclinations, and immediate certainty, i.e., from the sort of thing which Cicero calls insitum natura. /√

§ 103b   Las teorías, especialmente sobre moral, que más bien son deducidas de los sentimientos del corazón humano y de la experiencia que del concepto, de las determinaciones del derecho, en Inglaterra pertenecen también a la filosofía. Especialmente merecen ser citados aquí los filósofos moralistas escoceses; éstos razonan a la manera ciceroniana, parten de impulsos, inclinaciones, de la conciencia inmediata; por consiguiente, de aquello que Cicerón llama insitum natura.

§ 104a  . In the same way modern English theories of political economy, e.g., that of Adam Smith and of those influenced by him, are counted as philosophy. The result is that, at least in England, the name philosophy is respected, because there whatever is derived from general principles or can be taken out of the realm of experience and brought back to determinate principles is called philosophical. A short time ago a banquet was held in honor of Canning. In his speech of acknowledgment it comes out that he congratulates England, because there philosophical principles are employed in government. Thus, in England at least, philosophy is not a term used ironically.√

§ 104b  Del mismo modo, las nuevas teorías inglesas sobre economía política, por ejemplo, las de Adam Smith y de los que le siguieron, son consideradas como filosofía; y, de esta manera, al menos, es honrado en Inglaterra el nombre de la filosofía, al llamar allí filosófico a todo lo que puede ser derivado de principios generales o de experiencia, y reducido a principios determinados. Hace algún tiempo se efectuó un banquete en honor de Canning; en su discurso de agradecimiento manifestó que él deseaba felicidad a Inglaterra, porque allí eran aplicados los principios filosóficos a la administración del Estado. Allí, al menos, la filosofía no es ningún sobrenombre.

[Por lo que concierne al primer aspecto, es decir, a la materia que pertenece a la ciencia general, nos encontramos además en no menor confusión, pues en nuestro tiempo, al menos en Alemania, rara vez se considera a las ciencias empíricas especiales como filosofía. Sin embargo, aún existen pruebas de ello; por ejemplo, en las Universidades todavía hay algunas facultades filosóficas que abarcan muchas ciencias que no tienen nada que ver con la filosofía y solamente existen para la preparación de profesiones al servicio del Estado.]

[Pero más directamente encontramos esta mezcla en la época inicial de la cultura, donde lo propiamente filosófico y otras formas de representación y de pensar aún no estaban tan separadas. Esto sucede cuando sobreviene la época en que la reflexión se dirige a objetos universales, en que se ponen las cosas naturales, tanto como las espirituales, en determinadas relaciones mentales; entonces se dice que el pueblo comienza a filosofar. También se puede oír decir que la filosofía es el pensar, que conoce las causas de las cosas. Causa-efecto es una relación mental, porque ambos son tomados como independientes uno frente a otro. Por tanto, la indagación de las causas es llamada filosofía. O en lo espiritual, si fueran expresados principios generales sobre las relaciones morales; así se ha llamado a los que formulan esos principios, sóphoi o philósofoi, sabios o filósofos. De esta manera, nos encontramos en los comienzos de la cultura griega al mismo tiempo los siete sabios y los filósofos de la escuela jónica, de los cuales nos son transmitidas una multitud de representaciones, descubrimientos como principios o axiomas filosóficos. Tales, por ejemplo, debe ser considerado como el primero que explicó el origen de los eclipses de sol y de luna por la interposición de la luna entre el sol y la tierra y la tierra entre el sol y la luna. Sin duda, este descubrimiento es importante, pero no es ningún filosofema. Pitágoras ha encontrado el principio que produce la armonía de los sonidos; y también a esto se llamó filosofía. Así se ha forjado una multitud de representaciones diferentes sobre los astros; por ejemplo, que el firmamento, la bóveda del cielo, es de metal, en el cual se encuentran muchos agujeros a través de los cuales se podía ver el Empíreo, el fuego eterno. Semejantes proposiciones y representaciones se encuentran ordinariamente en la historia de la filosofía. Por otra parte, son productos de la reflexión, del entendimiento; sobrepasan (van más allá) del conocimiento sensible, y tampoco son solamente imaginados por la fantasía, como los mitos. La tierra y el cielo son, de esta manera, despoblados de dioses; el entendimiento se coloca en lugar del creador, en lugar del juego de la fantasías, en lugar del desbordamiento del sentimiento, formula leyes universales y las opone así a la unidad inmediata de la Naturaleza y del espíritu, a la determinación natural simplemente externa del espíritu. Pero tales representaciones no bastan para comprender en sí la esencia de las cosas. De la misma manera encontramos en tales épocas afirmaciones universales sobre los hombres, sus relaciones, obligaciones morales, etc., como sobre el acaecer universal en la Naturaleza.]

[A este respecto se puede hacer notar aquí especialmente una época, es decir, la época del renacimiento de las ciencias. Ahí se destaca un momento que pertenece al concepto de la filosofía, pero que no lo produce. Es el aspecto de la reflexión sobre la Naturaleza, el derecho, la moralidad, el Estado, etc., que empieza a aparecer aquí nuevamente. Cuando consideramos las obras filosóficas de esta época, por ejemplo, las de Hobbes, Descartes, encontramos en ellas muchos contenidos que, según nuestra consideración, no pertenecen a la filosofía. El sistema de Descartes comienza, por cierto, con pensamientos generales, con la metafísica; pero después continúa con una masa de conocimientos empíricos, filosofía natural que es propiamente lo que nosotros llamamos ahora física.]

[Aquí viene al caso también la ética de Spinoza, de la que pudiera pensarse que sólo se ocupaba de cuestiones éticas; pero contiene ideas generales, conocimientos sobre Dios, la Naturaleza, etc. Lo que debe ser puesto de relieve en estos tiempos del renacimiento de las ciencias es, principalmente, que se destaca una diferencia general en la especie de conocimiento de los objetos. Por una parte, existen objetos que pertenecían a la religión cristiana y que habían sido fijados por la autoridad de la Iglesia. Entre ellos, comprendemos los que se refieren al derecho político y al derecho civil. Igualmente éstos habían sido afirmados, en general, por la religión, mientras se había considerado como axioma fundamental que los reyes tenían el origen de su derecho en Dios. El punto de partida para esto fue el derecho mosaico, la unción de los reyes. La teología y la jurisprudencia eran, de esta manera, ciencias positivas.]

[Finalmente, la tercera clase de objetos, es decir, aquellos que pertenecían a la Naturaleza, en parte se habían liberado de la Iglesia, en parte no estaban aún muy lejos de ella para ser ciencia positiva. La medicina, por ejemplo, en parte era empirismo craso, una colección de pormenores, en parte un brebaje compuesto de astrología, alquimia, teosofía, taumaturgia, etc. Entre algunos se afirmaba que la salud de los enfermos dependía de los influjos de los planetas; que también se podía alcanzar la salud por intermedio de las cosas sagradas, es cosa que se comprende por sí.]

[Contra este modo de saber, de conocer, surge ahora la observación de la Naturaleza en general, una consideración que acoge a los objetos en su ser inmediato y después pasa a conocer lo universal en ellos. Lo mismo ocurrió después por lo que al Estado y al derecho se refiere, según otras fuentes (principios) de derivación. Qué es el derecho, esto fue abstraído de aquello que en los más distintos pueblos se había considerado y se consideraba como derecho. Del mismo modo, con respecto al poder de los príncipes, se buscó un fundamento distinto de la autoridad de Dios, por ejemplo, el fin del Estado, el bienestar del pueblo. Fue fijada la libertad del hombre, la razón humana como principio, y fue dada como base, como fin de la convivencia humana. Surgió otra sabiduría, otra fuente de verdad enteramente diferente, una sabiduría que se había opuesto totalmente a la verdad dada, a la verdad revelada.]

[De este modo, este nuevo saber era un saber de cosas finitas; el mundo era el contenido de este saber; y, al mismo tiempo, este saber se había sacado de la razón humana; ahora se parte de una autoconsideración, no ya de representaciones religiosas dadas. Los hombres miraron a sus propias manos, fueron activos por sí mismos; y aunque por una parte habían respetado la autoridad, sin embargo, por otra parte también habían respetado, del mismo modo, la consideración de sí mismo, la autorreflexión. Este saber fue llamado ahora sabiduría que tiene al mundo por objeto, por contenido, y viene del mundo. Esta era la significación del renacimiento de las ciencias para la filosofía.]

§ 105a  . Now, even though all these ways of viewing things go under the heading of philosophy, we must exclude them from our treatment of the subject, despite the fact that in all of them there is a principle which they have in common with philosophy, i.e., that in them it is one’s self which sees, senses, thinks, is present. Whatever the area may be, this is the great principle opposed to authority. √

 § 105b  Todas estas partes, aunque también lleven el nombre de filosofía, debemos excluirlas del tratamiento de nuestro objeto, aunque en todas ellas subsista un mismo principio que les es común con la filosofía, es decir, la consideración, el sentimiento, la reflexión de sí mismo, la autopresencia. Es éste el gran principio contra toda autoridad en cuyo campo existe.

§ 106a  . In perception it is I myself who perceive; and the same is true of sensing, understanding, thinking. What is to have significance for man must be contained in his own thinking. Properly speaking, “in his own thinking” is a pleonasm; every man must think for himself, no one can think for another, any more than he can eat or drink for another. It is this moment of the self, plus the form which is produced in thinking, the form of universal laws, principles, fundamental determinations, in short the form of universality, that philosophy has in common with those sciences, philosophical points of view, representations, etc., of which we have been speaking; they are what has given to all of them the name philosophy.

 § 106b   En la percepción soy yo mismo el que percibe; del mismo modo ocurre en el sentimiento, en la comprensión y en el pensar. Todo lo que debe tener valor para el hombre tiene que estar en su propio pensar. «En su propio pensar» es realmente un pleonasmo; cada hombre tiene que pensar por sí mismo, nadie puede pensar por otro, como tampoco puede comer o beber por otro. Este momento, y después la forma que es producida por el pensar, las leyes universales, los principios, las determinaciones fundamentales, por consiguiente el sí mismo y la forma de la universalidad, son lo que la filosofía tiene de común con aquellas ciencias, con las opiniones filosóficas, con las representaciones, etc., y lo que les ha dado el nombre de filosofía.

[Tenemos que aducir esto directamente, para poder aclarar cuáles de esas cuestiones pertenecen a la filosofía. Sin duda que en lo dicho no encontramos el concepto total de filosofía; pero, sin embargo, encontramos un principio fundamental de la misma en ello: el saber como algo que vuelve hacia sí, el saber que descansa en el conocer del espíritu, que no se atiene exclusivamente a lo dado.]

[Esta autoactividad del espíritu es el momento enteramente determinante que este saber posee de común con la filosofía. Empero, nosotros no podemos dejar que esta determinación formal se mezcle con el concepto de espíritu. Esta determinación se ocupa de los objetos finitos y aun se limita a éstos; es el conocer finito en general. Pues también ahora las ciencias especiales son distintas de la filosofía; por eso la Iglesia les ha reprochado que alejaban de Dios, porque solamente tenían por objeto las cosas terrenas, las finitas. Pero ellas poseen el momento de la autorreflexión que pertenece a la filosofía y que permanece siempre como algo esencial en ellas. Su imperfección consiste sólo en que su forma de pensar es abstracta y, por consiguiente, los objetos mismos que ellas tratan son también algo abstracto (finito). Esta imperfección, en cuanto concebida del lado del contenido, nos lleva a la religión, y con eso a la determinación posterior del segundo aspecto de la diferencia de la filosofía de las otras ciencias afines a ella.]

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: